De una Era a la otra

May 15'th 2011 09:39:18 pm


Se venden tantos ídolos como caben en las manos. ¿Qué intenta esta humanidad desesperada en corromper lo más puro?

Fidelidad, es una palabra tan ajena a nuestros intereses, tan inconveniente, que su bien conocida definición es motivo de huída y cacería, y quema; como a las brujas.

Tantos intentos desperdiciados, siguiendo la falsa promesa de una tierra prometida. El viento erosiona, como buscando borrar las huellas que hemos marcado a fuerza de una jornada que no parece terminar; que parece eterna."Eterna" como nuestra permanencia cíclica en este lado de la realidad.

Devorando sin piedad la vida de sus sometidos, pasan imperceptibles los años. Llegan las nuevas Edades, que de nuevas no tienen  sino la necesidad cada vez más apremiante de una sensación de novedad. Se introduce en pesados volúmenes que contienen los anales de la historia. Un recordatorio inerte de lo que ya ha sido creado. Cuando ya haya sido todo creado, acaso quedará la predecible colisión entre una abrumadora realidad y el ego desmedido de una raza que ha adoptado la rutina aplastante de esperar la sucesión de una Era a la otra.


Abstractos significados de cósas tan concretas, que llegan a ser el pesado lastre que define nuestras propias fronteras, disolviendo poco a poco el último reducto de nuestra salvación:

El ahora.

¿Tu qué piensas?

Tu nombre

Tu correo (no es requerido)



Too Cool for Internet Explorer