Pequeño ensayo sobre la incongruente relatividad de la distancia.

February 1'st 2013 08:30:57 am

Se atreven a decirme que nos encontramos lejos y me tachan de loco cuando lo niego.

Nos separan kilómetros de carreteras y mares pero estás más cerca mío que cualquiera; con una palabra puedes cambiar mi día. Con una sonrisa, iluminar mi rostro. Con una mirada, quitarme el frío. 

¿Cómo pueden decir que estamos lejos cuando estás dentro de mí? Cuando estás tan cerca que alcanzas a tocar cada uno de mis pensamientos. ¿Cómo pueden decir que estamos lejos cuando lo único que quiero es que lo estemos un poco más, para que también alcances a tocar mi piel!

Cincuenta con cincuenta

July 15'th 2012 07:25:14 pm

Has estado en mi vida por años. Para serte sincero nunca pensé que nuestra relación fuera a durar tanto. No quiero que lo tomes personal porque el problema es mío; durante toda mi vida he estado entrando y saliendo de relaciones como la nuestra. 

Los primeros días los tomamos con calma, aún no sabíamos cuánto me ibas a encantar, pero después de probarte, de sentir tus singulares texturas y tus deliciosos sabores y tus enervantes aromas y tu húmedo cuerpo presionado firmemente contra mis labios... -respira. Después de conocer este efecto que tienes sobre mí supe que las siguientes semanas serían un frenesí de combinar nuestros cuerpos en uno sólo.

No me equivoqué. Durante semanas eras lo único en lo que podía pensar pero, como siempre pasa, eso fue disminuyendo paulatinamente. Algunos meses después el siempre presente recuerdo de tu imagen vivía en armonía con mis demás pensamientos, siempre y cuando no pasáramos mucho tiempo separados.

Si la nuestra fuera como cualquiera de mis relaciones anteriores todo iría hacia abajo a partir de este momento. Descubriría que tus sabores no son tan dulces como recordaba, o que tus texturas  son más burdas que las que viven en mi memoria y que simplemente no me haces sentir tan bien como lo hacías antes. Pero eres especial para mí, nuestra relación es especial para mí. Tus sabores, aromas, texturas, sensaciones, efectos, el consumirte completamente, el juntar nuestros seres en un mismo cuerpo... -respira.

Tantos años después sigues teniendo el mismo efecto sobre mí. La posibilidad de pasar un sólo día sin ti, aún me hace sentir enfermo. Cuando me siento mal, sigo pensando que eres la única solución, que toda una vida de cansancio desaparecerá con sólo acercarte a mis labios. Quizá no sea cierto. Quizá tenga que dejar de dedicarte mi vida. Quizá tenga que dejarte ir. Quizá, para ser feliz, tenga que ser libre de ti.

Purgatorio

July 30'th 2011 07:12:12 pm

Poi mi parea che, poi rotata un poco,
terribil come folgor discendesse,
e me rapisse suso infino al foco.

Ivi parea che ella e io ardesse;
e sì lo 'ncendio imaginato cosse,
che convenne che 'l sonno si rompesse.

La Divina Comedia
di Dante Alighieri
Purgatorio · Canto IX · 28 - 33

¡Dolor, sufrimiento, tortura! nada más existe. Todo lo que veo y lo que siento y lo que escucho y lo que respiro y lo que soy; ¡dolor, sufrimiento, tortura!.

Perdí lo único que podía llamar mío ¡a dónde se ha ido mi vida, mi felicidad?. Han pasado meses, y yo sigo buscando; lo único que he encontrado es dolor, sufrimiento, tortura. Mi existencia no es más que este frío purgatorio.

Una prisión del alma donde los meses se funden con los años, los años con los siglos, los siglos con los eones… No me interesa saber cuánto tiempo llevo así, porque sé que mi castigo no será eterno. ¿Qué son tres meses, veinte siglos o un eón; comparados con la eternidad?.

¡Mi castigo no será eterno!. Mi verdugo es misericordioso, mi verdugo es… ¡Quién es mi verdugo?; alguien capaz de aprisionar mi alma. Sólo un ente tiene el poder de quitarme la vida y recluir mi existencia en una prisión de dolor, sufrimiento y tortura.

¡Sí, yo mismo engendré este cruel castigo!. No sé, ni pretendo averiguar, por qué lo hice; sólo me interesa saber que yo mismo puedo apaciguarlo. Mientras que escudriñé el mundo entero buscando lo perdido, todo este tiempo ha estado en mi interior.

No hay paraíso al final de este purgatorio pero encerrada, en algún lugar, dentro mío yace mi vida, ¡mi felicidad!, y tan pronto la encuentre dejaré de ser dolor, sufrimiento, tortura.

Felicidad

June 28'th 2011 12:50:20 am

Termina la cacería; aquella elusiva bestia que perseguiste durante tanto tiempo está, finalmente, a tu alcance. Cada hermoso rasgo de ésta resplandece ante tus ojos cual fuego sideral. Sigilosamente te acercas, ella encuentra tu mirada y retrocede hasta que su fulgor ilumina la enorme pared que bloquea su paso, tu rostro despliega un gesto que emula una sonrisa y ella - resignada - se rinde ante ti.

Pasas tus días nutriendo el resplandor - que ahora es reflejado por tu cuerpo - de la que alguna vez fue bestia sin embargo, con cada año que pasa, te habitúas más a él hasta que un día se extingue. Sin su luz, los intrincados matices del mundo se diluyen en pálidos y uniformes colores.

Empieza la cacería; ¿cuánto te tomará encontrar de nuevo a aquella hermosa bestia que custodiaste durante tanto tiempo?, ¿podrás hallarla una vez más?... ¿Seguirá viva o se habrá extinguido para siempre su luz?


Too Cool for Internet Explorer